DEPORTES

25.mar.2014 / 10:34 am / Haga un comentario

Cerca o lejos de casa hay algo que siempre va con ellas en su corazón, que las espera en las gradas, en los camerinos o en el túnel que las conduce hacia la cancha: la bendición y el abrazo de sus madres. Es una fuerza que las impulsa a luchar incansablemente para dejar todo en la cancha de fútbol. Ese apoyo familiar es una de las claves para el gran desempeño de la selección de Venezuela que compite en el Mundial Femenino Sub 17, Costa Rica 2014.

“Para mí, todas son hijas mías, y todas ellas están lejos de sus casas, y hay papás que no se pueden trasladar hasta aquí. Por eso yo cada vez que puedo trato de darles cariño de mamá, abrazos, los mejores consejos y apoyarlas, dentro de lo que puedo, a todas”, contó a Radio Nacional de Venezuela la señora Mary Carmen Souto, madre de la defensora Verónica Herrera.

Verónica es una de las guerreras de la defensa que logró mantener sin goles el arco del equipo venezolano, que pasó invicto a cuartos de final de la cita mundialista que culminará el próximo 4 de abril. Con 14 años de edad, ya cuenta con una participación en la Copa Libertadores de América (2012) y un campeonato en las eliminatorias suramericanas (2013).

Más allá de la cancha, las atletas tienen responsabilidades de estudio, y es gracias al apoyo familiar que alcanzan el equilibrio. En el caso de Verónica su abuelo materno es quien la acompaña a los entrenamientos.

“Hay que ajustar horarios para que cumplan los entrenamientos, para que a la par lleven sus estudios, para trasladarse cuando están lejos y pasan mucho tiempo lejos de casa, es una experiencia complicada”, comentó la señora Souto.

Igualmente, Irene Naugenis, madre de la goleadora vinotinto Deyna Castellanos, comentó sobre el esfuerzo de su hija cuenta para combinar el fútbol y los estudios.

“Ella siempre ha dicho que quiere hacer carrera con el fútbol, llegar a ser profesional, eso es lo que ella quiere (…) Esto es bien sacrificado la verdad, de hecho apenas termine el mundial tiene que ir a su colegio y ponerse al día, pero bien vale la pena, en esto estamos todos, su papá, su hermano y yo apoyándola a que siga su sueño”, comentó la señora Irene.

También la señora Luci Catarí, madre de la defensora María García, resaltó que su hija luchó mucho para lograr su sueño porque al principio le decían que el fútbol era para hombres, y no habían ligas femeninas.

“Jugaba con varones y entonces le decían ‘¿tu quieres ser futbolista? Sí, sí yo voy a jugar’. Primero jugó fútbol sala con las hembras, pero después no tenía miedo, quiso jugar, y como veíamos que le gustaba mucho la dejamos. Ahora está contenta, eso es lo principal”.

La selección nacional superó el pasado sábado 1-0 a Italia para posicionarse como líder invicto del grupo A del Mundial. Las criollas volverán a entrar a la cancha el jueves 27 de marzo en el estadio Nacional de San José, para enfrentar a Canadá en cuartos de final.

 AVN 24/03/2014 12:56
 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.