NOTICIAS

19.feb.2014 / 02:04 pm / Haga un comentario

Caracas, 19 Feb. AVN.- A los recientes ataques de grupos de choque de la derecha sobre unidades del Metrobús, el brazo superficial del estatal Metro de Caracas, se le suman agresiones a autobuses de transporte público en diversas regiones del país, adquiridos por trabajadores del volante que prestan el servicio de transporte en el país como sustento para sus familias.

Este tema fue abordado en una reunión de trabajo que sostuvieron este miércoles el ministro de Transporte Terrestre, Haiman El Troudi, y gremios de transportistas que representan a unos 187.000 conductores en todo el territorio.

Ya suman unas 60 unidades de Metrobús agredidas en la Gran Caracas y cinco del transporte público en todo el país (dos quemadas en el estado Zulia, dos en Táchira y una en Carabobo, con graves daños por objetos contundentes), además de uno secuestrado con usuarios dentro en la autopista Francisco Fajardo este miércoles. A esto se unen las amenazas que han recibido conductores en algunas regiones para que no laboren, precisaron El Troudi y el transportista José Betancourt, presidente del Comando Estratégico Operacional del Transporte.

“Buscan generar una escalada desestabilizadora, de desasosiego, para que la gente no pueda transportarse e incrementar la violencia. No van a poder imponer su agenda de violencia”, enfatizó el ministro, a su salida del encuentro.

Reiteró que se trata de grupos minoritarios que buscan sembrar la violencia en Caracas, especialmente en el este (zona asociada a clases media y alta), y en las principales ciudades del país.

El modus operandi es claro: grupos violentos trancan las calles con barricadas y, cuando circulan los transportistas, los agreden.

Estos hechos provocaron que el fin de semana el Metro decidiera suspender rutas del Metrobús en el este del Área Metropolitana y algunas estaciones del subterráneo, en resguardo de la integridad de usuarios, trabajadores e instalaciones, y desde este miércoles, explicó El Troudi, implementan la siguiente política: mantendrán operaciones siempre que las condiciones de seguridad lo permitan.

“Una vez que se registren hechos de violencia, aglomeraciones, barricadas, trancas de vía, retiramos las rutas de Metrobús o cerramos las estaciones”, precisó.

En ese sentido, este miércoles se suspendieron cuatro rutas de transporte superficial: La Paz-Antímano, Altamira-Cafetal, Cortijos-Santa Paula y La California-La Urbina.

Agresiones

Desde el lunes de esta semana, más de 20 unidades de Metrobús han sido objeto de ataques, con lo que superan 60 las afectadas desde el 12 de febrero.

Este miércoles, intentaron secuestrar uno de los buses y otro fue agredido, y el martes una de las piedras arrojadas a un metrobús que cubría la ruta Palo Verde-Lomas del Ávila impactó sobre un usuario, al que le rompieron la frente y lesionaron la rodilla.

Pablo Reyes conducía esa unidad. Recordó que cerca de las 6:30 de la tarde manifestantes violentos comenzaron a golpear el autobús y a lanzar piedras y botellas. También fue objeto de insultos por cumplir con su trabajo.

El transporte no se para

Betancourt fue enfático: los transportistas no pararán sus actividades. “No vamos a participar en guarimbas”, ratificó, en referencia a las protestas violentas de algunos grupos de derecha.

Manifestó su rechazo a la violencia y recordó que en Táchira, ante la amenaza de quemar las unidades, los transportistas debieron guardar sus vehículos que operan en el terminal. Dijo que lo mismo ha sucedido en Mérida y Valencia.

Por eso, acordaron acciones con el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (CeoFanb), a fin de garantizar el funcionamiento del transporte público.

Hizo un llamado a los grupos violentos a deponer su actitud, pues sólo perjudican a los venezolanos que, en su mayoría, quieren vivir en paz.

 AVN 19/02/2014 12:12
 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.