NOTICIAS

26.oct.2012 / 09:23 am / Haga un comentario

El daño que ocasionó la cúpula meritocrática que dirigía Petróleos de Venezuela (Pdvsa) durante el paro de 2002 y 2003, despertó al pueblo y generó conciencia en la clase obrera, afirmó este viernes Wills Rangel, presidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores Petroleros.

“La puñalada a la patria” que estos ex directivos dieron fue una lección para los trabajadores, quienes ahora están preparados para defender a la industria ante cualquier agresión. “A la derecha le hace daño que los trabajadores petroleros tengamos conciencia”, señaló Rangel, quien fue entrevistado en el programa Toda Venezuela, que transmite, Venezolana de Televisión.

“Causa risa cuando ellos ahora dicen que los trabajadores de la industria descuidamos nuestras actividades regulares para hacer política y no se trata de politiquería, sino de buena politización”, recalcó.

Sostuvo que la actividad petrolera consiste en una dinámica constante que no puede ser paralizada, por lo que se han establecido turnos y guardias para el trabajo continuo dentro de la industria que también permiten que los trabajadores disfruten su tiempo libre.

“Somos dueños de nuestro tiempo libre y para nosotros es importante hacer política, la formación de la clase trabajadora y profundización de su conocimiento industrial y del socialismo dentro de Pdvsa”, señaló Rangel.

Informó que desde la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores Petroleros se está proponiendo un plan de formación, que será llevado hacia todas las áreas de la industria y que estará dirigido por la Federación y todos sus frentes de vanguardia obrera.

Recordó que por el contrario, las políticas aplicadas por la vieja gerencia de la industria petrolera, quienes impulsaron el paro petrolero de 2002, fue la tercerización y discriminación de los trabajadores como fuerza activa.

La propuesta petrolera que tenía la derecha para la industria, de haber ganado las elecciones presidenciales, planteaban minimizar el rol del Estado en la actividad petrolera y garantizar mayor ganancia a las empresas privadas.

“Esto implicaba acabar también con los trabajadores, porque siendo éste un Estado de construcción y visión de ser comunal, quedaría minimizado para ser subordinado al sueño de la derecha, que no era responder a las imposiciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y al capitalismo puro”, sentenció Rangel.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.