PORTADA

6.ago.2012 / 12:02 pm / Haga un comentario

En el año 1610 el Fray Francisco de Orellana talló en un madero de cedro el cuerpo de Cristo, luego de que un terremoto hiciera polvo al naciente pueblo de La Grita, ofreciendo la escultura a Dios para la protección de la ciudad. Con este fenómeno espiritual y místico inició la profunda veneración del pueblo venezolano al Santo Cristo de La Grita, monumento que fue visitado por el Padre de la Patria, Simón Bolívar, en mayo de 1813 cuando iniciaba la Campaña Admirable, y 198 años después, el 20 de octubre de 2011, este lugar fue visitado por otro grande de la historia, el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, para cumplir una promesa por su sanación en la lucha contra el Cáncer.

Hoy los tachirenses  celebran su día, 402 años han pasado de aquellos sucesos espirituales que marcaron para siempre la región andina, tanto ha sido la celebración de esta fecha que la red social Twitter posicionó como tema más comentado, Santo Cristo de La Grita, dentro del cual se pudieron leer tweets enviados por algunos camaradas como @TareckPSUV quien expresó: Que El SANTO CRISTO de La Grita colme de BENDICIONES a nuestro Pueblo… BIEN merecido el NUEVO SANTUARIO para el TÁCHIRA…FELICITACIONES a mi querido pueblo de La GRITA en estos 402 años del Santo Cristo… Qué obra tan bonita ¡Viva el TÁCHIRA! o @YsmelPSUV quien afirmó #EnVenezuelaTenemos Un Santo Cristo de la Grita que bendice y proteje al pueblo tachirense! Cabe destacar que, el Gobierno Bolivariano invirtió 92 millones de bolívares en la construcción de este Santuario, demostrando con ello el empeño restaurar y rescatar nuestra historia.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.