ARTÍCULOS

23.may.2012 / 11:16 am / Haga un comentario

Hace exactamente 113 años Venezuela fue testigo de una de las hazañas liberadores más importantes de nuestra historia: la Revolución Restauradora (comandada por Cipriano Castro). Recordemos que el país para 1.899 llevaba 30 años padeciendo el Liberalismo Amarillo (o Guzmancismo); un movimiento político que si bien surgió con nobles intenciones, se pervirtió y con el paso del tiempo se convirtió en un hervido de corrupción que sólo dio más pobreza al Pueblo.

En este sentido, el andino Cipriano Castro, que para 1.899 cumplía 7 años de exilio en Colombia, decidió invadir Venezuela por el Táchira el 23 mayo, apoyado por personajes político-militares como JuanVicente Gómez, Manuel Antonio Pulido, José María Méndez, Emilio Fernández, Jorge Emilio y Pedro María Vargas. La conspiración tenía como objetivo derrocar el régimen del décimo ( y último)  presidente guzmancista, Ignacio Andrade.

Lo increíble de este movimiento subversivo es que inició con sólo 60 personas que valientemente decidieron enfrentarse a todo un sistema político caduco, y que poco a poco fue sumando seguidores a tan loable campaña emancipadora. La invasión entró por el río Táchira, y después de la proclama Castrista del 24 de mayo, en la ciudad de Capacho ya se había aglomerado 1.500 soldados afectos a la “restauración”.

Ciertamente, en cada una de la batallas que sucedieron a lo largo de exactamente 5 meses, las fuerzas de Castro tuvieron desventaja numérica, sin embargo, gracias al genio militar de él y de Juan Vicente Gómez, eso no representó obstáculo para vencer una y otra vez a las tropas amarillistas, hasta el 23 de octubre cuando finalmente los restauradores llegaron triunfantes a Caracas.

Durante toda la guerra Castro mostró gran valor, motivado tal vez al dificil hecho de pasar 7 años en el exilio, organizándose, y reestructurando sus fuerzas, para regresar al país en el momento momento justo. Pues así mismo le ha sucedido al Comandante Chávez, quien debido al cáncer que le afecta, ha debido dar tregua al árduo reto de dirigir los destinos de Venezuela en la actualidad.

No obstante, ya cada vez más recuperado @chavezcandanga ha ido retomando el ritmo, y como Castro, regresará, no a restaurar, sino a seguir profundizando en el Socialismo del Siglo XXI, a través de un gobierno que sí está pendiente de las necesidades del Pueblo, y en base a ellas planifica sus políticas públicas.

Y precisamente para atender al Pueblo olvidado del Táchira, es que Chávez designó como candidato revolucionario a la gobernación del estado Táchira, a quien es actual responsable del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores y Justicia, Tareck El Aissami.

Esta decisión, tomada por mismo Comandante, seguramente se basa en la exitosa y eficiente manera como  @TareckPSUV ha dirigido el despacho que le compete. Y seguramente como gobernador será mucho mejor, dado que su propuesta como primer mandatario de la entidad federal andina se basa en el llamado, casualmente, Plan de Gobierno Regional “Cipriano Castro”; el cual, a través de una consulta general de los requerimientos prioritarios de todos los tachirenses, vendrá a profundizar la Revolución en el Táchira.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.