NOTICIAS

10.abr.2014 / 09:22 am / Haga un comentario

La Superintendenta de Precios Justos, reiteró que la diversificación de la producción nacional, las nuevas formas revolucionarias de distribución de la riqueza y la nueva gerencia socialista, deben ser pilares fundamentales para trascender el modelo rentista que influye negativamente sobre los índices de inflación y promueve la monoexportación

“Nuestra Ley Orgánica de Precios Justos es una normativa legal diseñada exclusivamente para este período de transición del modelo rentista petrolero, que aún vivimos, pero crea las condiciones legales para encumbrarnos hacia el nuevo de economía socialista”.

Así lo explicó la Superintendenta de Precios Justos, Andreína Tarazón, durante el evento Economía y Juventud realizado por los líderes más jóvenes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y desarrollado en las instalaciones de la Galería de Arte Nacional, en Caracas.

Desarrolló su exposición sobre la necesidad de construir un modelo económico criollo que tenga como base conceptual y moral, el Socialismo del Siglo XXI.

“Es todo un reto político el estudio de las cadenas de producción y la fijación de precios justos. No podemos perder de vista que el precio es sólo un momento económico. Evidencia un problema pero no lo es en sí mismo”, dijo.

Subrayó el subsidio cruzado que mantienen algunos empresarios sobre los productos regulados pues aumentan el precio de otras presentaciones del mismo rubro (lights, forte o productos premium). De tal manera, obtienen ganancias que no se corresponden con sus costos de producción.

Comentó que ante la existencia de un aparato productivo obsoleto y deficiente, cuya principal característica es la poca oferta, cualquier política de regulación de precios fracasará: “Hay un desestímulo intencional del capitalista quien se esforzará por buscar mercados paralelos para ubicar sus productos y aumentar sus ganancias”, denunció.

Reiteró que la diversificación de la producción nacional, las nuevas formas revolucionarias de distribución de la riqueza y la nueva gerencia socialista, deben ser pilares fundamentales para trascender el modelo rentista que influye negativamente sobre los índices de inflación y promueve la monoexportación.

Sobre la guerra económica que la derecha político-industrial mantiene contra el pueblo venezolano y que busca generar malestar y zozobra, dijo que el dólar paralelo es uno de los protagonistas.

Convocó a los militantes jóvenes a debatir y derribar algunos mitos de la economía. Para ello lanzó una pregunta provocadora: ¿Elevar el precio de la gasolina es una medida antipopular? ¿Por qué? Luego de una pausa, reflexionó sobre la necesidad de subsidiar sólo los bienes y servicios para los más necesitados.

Explicó que el ínfimo precio que pagamos en Venezuela por el combustible es, en la práctica, un subsidio para las clases medias y altas pues son ellos quienes poseen la mayor cantidad de vehículos de alto consumo.

Otro de los mitos que puso sobre el tapete fue el anclaje cambiario. Sobre esto lanzó un concepto: no es más caro producir aquí, sino más barato comprar en otro país.

Para finalizar su intervención, propuso la elaboración de un documento central con las propuestas económicas de la Juventud del PSUV, emanada de este congreso, para dirigirla al Comité Nacional.

En el evento también participó el Ministro del Poder Popular para la Planificación, Jorge Giordani, quien expuso algunas ideas sobre las crisis económicas mundiales y sus relaciones y efectos sobre el país.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.