GESTIÓN SOCIAL

5.feb.2014 / 10:04 am / Haga un comentario

Caracas, 04 Feb. AVN.- El Gobierno Nacional estima incrementar los servicios de radioterapia y medicina nuclear que conforman la red asistencial oncológica del país de 19 centros que funcionan en la actualidad a 22, a fin de atender con holgura a la población venezolana que amerita de estos servicios médicos.

La coordinadora nacional del Sistema de Atención Oncológica, Nuramy Gutiérrez, explicó este martes, en entrevista a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), que cinco de estos centros están activos en Caracas y el resto en Mérida, Lara, Falcón, Zulia, Guárico, Portuguesa, Carabobo, Aragua, Miranda, Anzoátegui, Sucre, Táchira, Nueva Esparta y Bolívar.

Precisó que la cartera para la Salud prevé instalar una unidad en Barinas, que también atendería a las poblaciones de Apure y Cojedes; otra en Monagas, único estado oriental que no cuenta con este tipo de servicios; y una última, por los momentos, que funcionará en Guarenas, estado Miranda.

“Estamos solicitando los recursos para instalar estos centros. En Guarenas, estado Miranda, tenemos un antiguo proyecto que data del año 1981, en la época de la cuarta República. Allí hay una infraestructura prácticamente terminada que queremos recuperar para que se convierta en otra unidad de radioterapia y medicina nuclear que serviría a todo el área oriental, desde Miranda hasta Anzoátegui”, apuntó Gutiérrez.

Con relación a ese centro médico-asistencial dijo que se encuentra localizado en un espacio de 68.000 metros cuadrados, que bien podría servir para la construcción de un hospital de servicios generales. Lo que estima hacer el Ejecutivo, en primera instancia, es realizar la habilitación de un área para inaugurar una unidad de radioterapia y medicina nuclear.

Operatividad oncológica

La doctora Gutiérrez recordó que la desinversión era la constante en la cuarta República, al tiempo que reconoció al líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, como el gran impulsor de cambios estructurales en la administración del sistema de salud nacional.

“Antes de que el presidente Hugo Chávez llegara a la Presidencia los servicios de radioterapia y medicina nuclear estaban concentrados en las grandes ciudades, fundamentalmente en Caracas. Por muchísimo tiempo la desinversión del sector salud fue la política predominante, pero con la llegada de la Revolución se inicia la prohibición de la privatización de la salud y comenzó un período de inversión en infraestructura y en equipamiento”, agregó.

De esta manera, explicó que el Ministerio para la Salud, bajo la administración de su actual autoridad, Francisco Armada, se ha ocupado de la optimización de la red que, a escala nacional, garantiza la atención de los venezolanos que padecen cáncer.

Afirmó que, producto del vencimiento de un convenio suscrito con Argentina en 2004 para el mantenimiento preventivo y correctivo de los equipos de radioterapia y medicina nuclear, el país enfrentó algunos inconvenientes en esta materia, que ha buscado solventar.

“Ese contrato con Argentina tuvo una vigencia de cinco años, que incluía el mantenimiento preventivo y correctivo. Por distintas razones ese convenio sufrió altibajos y el contrato de mantenimiento no se renovó. Eso hizo que a partir de 2009 o 2010 los equipos que dejaron de recibir el servicio de mantenimiento preventivo y correctivo no funcionaran”, relató la coordinadora nacional del Sistema de Atención Oncológica.

Añadió que con el fin de subsanar esa coyuntura el ministro Armada resolvió firmar un contrato privado entre el Ministerio para la Salud y el representante de la empresa argentina referida en Venezuela para la reparación de los equipos y para el servicio preventivo y correctivo durante un año.

“Eso nos dará oportunidad de revisar el convenio con Argentina para determinar si será renovado o no. Este contrato nos da la seguridad de que esos equipos están protegidos”, destacó.

Tras esta acción de Armada, hasta la última actualización hecha el 28 de enero pasado, el panorama es así: 85 % de los equipos mayores de la red asistencial oncológica del país está totalmente operativo, como por ejemplo en el Hospital Militar de Caracas, cuyos equipos están completamente instalados.

Refirió que 10 % está inoperativo, pues se está a la espera de la llegada de los repuestos. Estas son las unidades de los estados Bolívar, Nueva Esparta y Portuguesa, donde los aceleradores están dañados.

Especificó que el porcentaje restante se corresponde con la falta de un tomógrafo y una braquiterapia en Táchira, y algunos detalles que amerita el Tac simulador de Mérida.

Gratuidad en tratamiento oncológico

El programa de tratamiento gratuito a los pacientes con cáncer es uno de los más reconocidos por los organismos internacionales, subrayó Gutiérrez, quien admitió ciertas dificultades presentadas con algunos medicamentos, pero que responden más a circunstancias puntuales que a recurrencias.

“Pocos países del mundo pueden darse el gusto de decir que tienen a su población registrada con el tratamiento”, acotó.

Para garantizar estos tratamientos recordó que Venezuela ha suscrito convenios con Portugal, Uruguay y Cuba. ”Se les compra a esas naciones los medicamentos antineoplásicos que el Estado venezolano en protocolos aceptados internacionalmente valida”, dijo.

Al mismo tiempo, la coordinadora nacional del Sistema de Atención Oncológica puntualizó que así como el Estado invierte constantemente en la expansión de la infraestructura y garantiza el tratamiento gratuito para todos los pacientes oncológicos, también tiene una deuda con la formación para la prevención.

En ese sentido, estimó como primordial la puesta en marcha de campañas de educación que inviten a la colectividad a adoptar algunos hábitos que ayudan a prevenir el cáncer como: no fumar, evitar el sobrepeso, llevar una vida activa, consumir a diario frutas, verduras y hortalizas frescas, moderar el consumo de alcohol, evitar la exposición al sol y realizar actividades físicas con regularidad.

Igualmente, aconsejó a la ciudadanía a someterse a una evaluación física anual para descartar o detectar la presencia de células cancerosas.

Para los hombres, la colonoscopia a partir de los 50 años de edad es un método de diagnóstico temprano de pólipos intestinales o cánceres tempranos que llevan a la prevención y eventual curación; mientras que las mujeres deben someterse a la mamografía anual a partir de los 40 años para descartar o detectar alguna enfermedad en etapa de curación.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.