NOTICIAS

27.ene.2014 / 11:04 am / Haga un comentario

Guy Vernáez, director ejecutivo del FCI

GUY VERNÁEZ, DIRECTOR EJECUTIVO DEL FCI

27 de enero de 2014.- Mapas y cuadros son los objetos que más se repiten en el despacho de Guy Vernáez, director ejecutivo del Fondo de Compensación Interterritorial (FCI) del Consejo Federal de Gobierno (CFG). Y si los mapas y los cuadros son una señal de orden y planificación, se podría concluir que en la sede de la institución, ubicada en Plaza Venezuela, es una combinación de técnica y política la que lleva la batuta.

Vernáez tiene entre sus manos no solo las estadísticas de las convocatorias hechas por el CFG -tanto la extraordinaria que abrió el presidente Nicolás Maduro como la que todos los años se pone en marcha- sino también cómo se traducen en el territorio nacional y las necesidades que expresan.

Los 4.389 proyectos presentados en el contexto del llamado presidencial -hecho a alcaldesas, alcaldes, gobernadoras y gobernadores- evidencian que la vialidad es un área fundamental para los ejecutivos regionales: Más de mil fueron presentados solo en esta área. Le siguen, en orden de prioridades, manejo del agua (con unos 600 proyectos), planes socioproductivos (unos 500 proyectos) y ambiente (en los que están incluidos los desechos sólidos), tal como lo explicó Vernáez. Aunque parezca paradójico porque la seguridad es un clamor nacional, esta no fue el área priorizada para la presentación de proyectos: ocupó el puesto 10, muy por debajo de otros temas.

TRANSPORTE Y AGUA

Hay municipios que concentran la mayoría de los proyectos en poco espacio, lo que el servidor público interpreta como que “la población está marcando la dinámica”. Los planes en vías se acumulan en el norte y el occidente del país; al menos, es lo que revelan los mapas que muestra al equipo del Correo del Orinoco. “La vialidad está arropando muchas de las necesidades”, concluye.

En Falcón, indica, hay una demanda muy grande de vialidad, y lo vincula con la actividad turística, que en el país “se mueve mucho” por las vías terrestres. En la sierra falconiana y los estados Trujillos y Mérida se reportan necesidades viales, pero relacionadas con la producción agrícola. “La conexión Trujillo-Mérida, por la vía del páramo” es una de las que demandó apoyo, y Vernáez lo interpreta como la necesidad de sacar hacia otras zonas del territorio nacional lo que generan campesinas y campesinos.

En el centro-norte del país -así como en las zonas medias de estados como Anzoátegui- las mandatarias y los mandatarios demandaron recursos para proyectos de agua. “¿Qué de agua nos está marcando? Redes de distribución, almacenamiento, captación, plantas de tratamiento, redes de recolección de aguas servidas”, detalló.

Las propuestas de desarrollo industrial se agrupan en el occidente y en el oriente del país; al menos, es lo que los mapas enseñan. Destacan, también, los planteamientos en materia turística, concentrados en estados como Aragua, Carabobo, Yaracuy, Trujillo y la zona sur de Mérida.

MINISTERIOS Y GOBIERNO DE CALLE

Vernáez aclaró que no se trata de que el CFG decida “qué proyectos hacer”. De hecho, cada uno de los 4.389 proyectos de esta convocatoria presidencial especial pasarán a los ministerios respectivos para que los evalúen, porque cada despacho tiene su “mapa de país” con el detalle de las urgencias.

“Una de las cosas que se está planteando es que en gobierno de calle” se plantee cada proyecto, lo que permitiría que la comunidad también valide lo que su autoridad propuso. Con base en su experiencia, Vernáez puntualiza que algunas autoridades municipales plantearon problemas en lugar de proyectos; por ejemplo, que requieren hacer aceras, pero sin ubicar el lugar o el monto real requerido. Un 74% de las alcaldesas y alcaldes ubicaron las coordenadas de manera correcta, especificó. Pero lo que más le inquieta es la articulación: “No puede seguirse trabajando de manera poco coordinada”, señala, porque de lo contrario el uso de los recursos no es eficiente.

El Presidente decidirá cuántos de los 4.380 planes presentados se concretarán. “El Consejo Federal de Gobierno puede asumir algunos”, precisa Vernáez, pero es el Jefe del Estado quién determinará -con el apoyo del gobierno de calle- cuántos se podrán financiar.

En cuanto a los tiempos, expuso que los proyectos pequeños “son muy fáciles de canalizar” y realizables este año, y remarcó que quien presenta una propuesta de más de 100 millones de bolívares sabe que la ejecución no es inmediata. Al cierre del año 2014 el Jefe del Estado tendrá la información clara de cuántos pequeños proyectos se materializaron y cuántos no. “¿Qué es lo que obtendremos al final? Un mapa de eficiencia del país”, celebró.

LA OTRA VÍA

El pasado viernes 24 de marzo se cerró la convocatoria para los proyectos de inversión, que es la vía tradicionalmente transitada ante el CFG. Son 28 mil millones de bolívares (10 mil millones de bolívares más que en 2013), distribuidos en 10.682 millones para gobernaciones, 8.141 para alcaldías y 8 mil millones para el Poder Popular.

Vernáez comenta que el estado Falcón recibió, en el año 2013, 2.700 millones de bolívares entre Situado Constitucional y aportes del CFG. Lo comparó con el estado Miranda, que en el mismo lapso se beneficio de 5.700 millones de bolívares. “Las alcaldías y gobernaciones reciben dinero”, ratifica el servidor público. “Cinco mil millones de bolívares es una cantidad importante de dinero”, expresa, con relación a Miranda. Por ello, estima que se deben revisar las inversiones y los proyectos, y refiere que con el gobierno de calle la articulación será mejor.

“Hay que priorizar. Atacar todo el Estado nacional la vialidad, y pasar todos los recursos a la vialidad, yo no creo que sea la mejor opción”, opina. Evidentemente “es un factor” que preocupa a las autoridades locales y hay elementos que llevan a pensar “que la vialidad efectivamente es un problema” pero “si la vialidad es un problema, hay que articularse” y es lo que plantea el Presidente.

Una vez concluida la convocatoria, el CFG tiene dos semanas (que ya están corriendo) para hacer una evaluación básica. Vernáez confirma que lo usual es que los proyectos de alcaldías y gobernaciones no tengan mayor inconveniente. “En general los proyectos tienen la aprobación casi en su totalidad”, subraya. No obstante, algunos pueden ser diferidos, especialmente si involucran otras dependencias (como la construcción de una escuela, que depende también del Ministerio del Poder Popular para la Educación).

EN JUNIO SE ABRIRÁ OTRO LAPSO DE RECEPCIÓN

Este año, por primera vez, el CFG abrirá el sistema de recepción de solicitudes de nuevo en el mes de junio, para incorporar los proyectos que habían quedado en el tintero, completar los que hayan podido quedar sin suficientes fondos o reformular los que hayan sido negados. “Por la experiencia que nosotros tenemos, sabemos que hacerlo todo al principio de año” no siempre funciona, expone Guy Vernáez.

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.