ARTÍCULOS

14.oct.2013 / 11:24 am / Haga un comentario

Durante su programa transmitido este domingo por Televen, el comunicador señaló que algunos medios de comunicación están “empeñados en una campaña abiertamente desestabilizadora, que genera angustia a la población y afecta el funcionamiento de las instituciones”.

 

Ante los emplazamientos hechos a los medios de comunicación, no sólo por parte del Gobierno, sino también por la mayoría de los venezolanos para la presentación de información veraz, responsable y respetuosa, José Vicente Rangel asegura que en el país nadie está interesado en cercenar la libertad de expresión, sino que su interés está orientado a fortalecerla.

“En Venezuela nadie está interesado en cercenar la libertad de expresión. Todo lo contrario, el interés se orienta a fortalecerla, pero la manipulación de la información, trabajar mediáticamente para distorsionar la imagen del país y enfatizar aspectos negativos no es que sea delito, pero si constituye una inaceptable perversión cuando se convierte en práctica cotidiana y coloca en grave riesgo a las instituciones del país”.

Durante su programa transmitido este domingo por Televen, el comunicador señaló que algunos medios de comunicación están “empeñados en una campaña abiertamente desestabilizadora, que genera angustia a la población y afecta el funcionamiento de las instituciones”.

Apunta Rangel que la explicación que esos medios le dan al país es que “la libertad no es un delito”, pero el Gobierno y el pueblo le hacen frente con la denuncia responsable y sustentada, ante una serie de falsas noticias que generan zozobra en la población sin fundamento.

“La denuncia bien sustentada que afecte el funcionamiento democrático el país, alertar por ejemplo sobre peligros que sean realmente existentes, la actividad de factores de la subversión que afecta el servicio básico al sistema financiero, al comercio, enseguida es catalogada de temeraria con un simplismo sorprendente, pero intencionado ya que lo que se busca es restarle importancia a esas denuncias”.

En este sentido, apuntó Rangel que cuando se emplea el calificativo de “pote de humo” ante cualquier denuncia gubernamental de intenciones contrarias al orden constitucional, se está “banalizando la ocurrencia de hechos que afecta la paz del país”.

Señaló que con este argumento la oposición quiere evitar explicaciones y no involucrase en un debate serio en torno a hechos graves.

“Apelan a la descalificación de denuncias serias, con lo cual sigue alimentando el fuego de la conjura que se cierne sobre Venezuela”, dijo.

El pasado jueves, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió aplicar el castigo que sea necesario, establecido en la ley, al Diario 2001 “por crear zozobra en la sociedad” con el tema del suministro de gasolina en el país, refiriéndose al titular La gasolina la echan con Gotero.

“A mi nadie me va acusar en Venezuela, ni en el mundo, de ser cercenador de la libertad de expresión, este es un país libre para expresar opiniones de la índole que fuere, así ha sido y así va seguir siendo, pero una cosa es la libertad de expresión y otra el libertinaje para destruir la Patria”, señaló Maduro.

 

http://www.correodelorinoco.gob.ve/nacionales/jvr-venezuela-nadie-esta-interesado-cercenar-libertad-expresion/

Texto/Marianela Millán
Foto/Archivo
 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.