ARTÍCULOS

7.ago.2013 / 10:14 am / Haga un comentario

Por: José Vicente Rangel

 

José-Vicente-Rangel-Biendateao.com-Opinión-660x375

 

1.-De nuevo campea el triunfalismo en las elecciones municipales del 8 de diciembre, pese al carácter atípico de las mismas; a la complejidad del panorama político; al persistente fenómeno de la polarización, y al hecho de que aún falta poco más de cinco meses para los comicios y no ha comenzado, oficialmente, la campaña electoral.

Pese a estos factores los pronósticos, de lado y lado, proliferan sin base cierta, y recién aparecen las primeras encuestas. ¿Contar los polluelos antes de nacer? Ejemplo, Ramón Guillermo Aveledo, coordinador de la MUD, declaró que la oposición tenía previsto obtener en diciembre 7 millones quinientos mil votos, 168 alcaldes y 1.100 concejales. Esta declaración equivale, en el fondo, al reconocimiento tácito de una victoria precaria y mi recomendación es guardarla para cotejarla con los resultados.

2.- ¿Qué ocurre con el chavismo? Percibo euforia. Un estado de ánimo distinto al que afectaba al votante chavista que explica el resultado del 14-A. La impresión es que, superado el abatimiento de entonces, la situación será distinta en diciembre. Por ahora es la percepción. A lo que se suma la mejora de la economía, la normalización del mercado y las medidas contra el delito que arrojan saldo favorable. Pero hay algo más, si se quiere determinante: que la campaña de descalificación personal promovida por la oposición contra Maduro, de duda sobre su capacidad, fracasó. Maduro tomó la iniciativa con el “gobierno de calle”, le arrebató la agenda a la oposición, obtuvo un logro importante en el tema militar con los ascensos y estructuración del Alto Mando, se prodigó internacionalmente, y la absurda tesis de que era un “presidente ilegítimo” se desplomó. Hoy está más que legitimado dentro y fuera del país.

3.- ¿Es suficiente este cuadro para que cuajen las optimistas visiones de uno y otro sector? No. La oposición, como lo demostró el 14-A, ha crecido, pero no como para batir a una fuerza del calibre del chavismo. En esa oportunidad éste se impuso en 70% de los municipios y la oposición en 30%. No obstante, guiarse por el resultado de determinada elección, con perfiles propios, y extrapolarlo, no es científico. Suele dar sorpresas. Lo recomendable es contactar el mayor número de electores -el fantasma de la abstención acecha las municipales-, y desconfiar del triunfalismo. Este es el peor enemigo.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.