DEPORTES

10.sep.2012 / 09:42 am / Haga un comentario

Con colorido y música se efectuó ayer la ceremonia de clausura de los Juegos Paralímpicos de Londres-2012 y se pasó el testigo a Río-2016 tras alcanzar un gran nivel en casi todos los aspectos, en particular con buenos desempeños deportivos y mucha asistencia de público.

Ante 80 mil espectadores en el Estadio Olímpico, el grupo de pop británico Coldplay y la cantante Rihanna, así como el rapero Jay Z, se encargaron de ponerle ritmo a la jornada.

“La fiesta de la llama”, como se le llamó, se realizó en presencia del príncipe Eduardo, el nieto menor de la reina Isabel II. En total participaron 4.200 atletas de 164 países, que dieron las gracias a los 70 mil voluntarios de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos que apoyaron todas las diferentes tareas.

Asimismo, participaron exsoldados que resultaron heridos en conflictos bélicos recientes, en Irak y Afganistán, por ejemplo. Uno de ellos, el capitán Luke Sinnott, gravemente herido en el segundo de estos países, fue el encargado de llevar a lo alto de un mástil la Union Jack, la bandera británica.

En especial estuvo presente la organización Help for Heroes, que apoya a los heridos de guerra. Y el ejército británico aportó también un insecto y una ballena gigantes fabricados con desechos de vehículos y aviones militares.

FIN DEL VERANO

La llama fue alumbrada el pasado 29 de agosto en el estadio de Stratford, al este de la capital británica y, en esta jornada la extinguieron dos jóvenes atletas paralímpicos británicos, la nadadora Ellie Simmonds y el velocista Jonnie Peacock.

Su extinción marca el final de un verano boreal dedicado al deporte al más alto nivel en la capital británica, que fue sede de los Juegos Olímpicos entre el 27 de julio y el 12 de agosto.

“Estos Juegos pueden considerarse realmente únicos sin la menor duda (…) Los mejores juegos jamás organizados”, destacó Philip Craven, presidente del Comité Paralímpico Internacional.

Efectivamente, pueden considerarse los más importantes hasta ahora organizados, puesto que también se agotaron las casi 2,7 millones de entradas puestas a la venta.

TESTIGO A RÍO

Como es habitual, ayer se le pasó el testigo a la próxima ciudad olímpica y paralímpica, en este caso Río de Janeiro (2016).

Brasil aprovechó para presentar Río 2016 al mundo con un espectáculo alegre y lleno de ritmo y color en el que participaron el músico Carlinhos Brown, los bailarines Thiago Soares y Roberta Márquez del Royal Ballet de Londres y el nadador Daniel Dias, ganador de seis medallas de oro en estos Paralímpicos.

Con todo el estadio de pie con “Every Teardrop is a Waterfall” de Coldplay y unos espectaculares fuegos artificiales, terminó definitivamente la tercera experiencia olímpica de Londres en la que el movimiento paralímpico ha vuelto a sus orígenes con unos Juegos que, como señaló Craven, “siempre quedarán en el recuerdo”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.