ARTÍCULOS

29.ago.2012 / 01:47 pm / Haga un comentario

@chavezcandanga es sin duda alguna el mejor Presidente que ha tenido Venezuela en toda su historia. Ningún otro ha hecho tanto por el Pueblo desposeído y vulnerable, como él. Y no nos referimos solamente a lo viene haciendo desde hace años como Primer Mandatario nacional, sino también a las coyunturas bien precisas que nos ha tocado enfrentar, en las cuales su apoyo completo e inconcional hacia los afectados ha sido determinante e inédito.

Los hechos ocurridos los últimos días son prueba de esto que estamos comentando, específicamente los casos de la terrible inundación ocurrida en Cumanacoa (estado Sucre) y el nefasto incendio de Amuay (estado Falcón). En ambos casos, pueblos enteros han quedado en ruinas y el Gobierno Nacional, con mismo el Chávez a la cabeza y en sitio, ha entregado la ayuda necesaria para subsanar las difíciles situaciones.

En cuanto a Cumanacoa, el pasado jueves toda la fuerza y ferocidad del río Manzanares atacó a toda esta localidad sucrense (capital del Municipio Montes), y a muchas otras comunidades cercanas; y aunque no hubo víctimas fatales, miles de personas perdieron todo lo que tenían, incluyendo sus casas. Habría que estar en sus zapatos para saber qué se siente que todo lo que haz ganado y conseguido con tu esfuerzo te sea arrebatado por las aguas enlodadas.

Pero dentro del caos y la desesperación, nuestro Chávez, consciente del sufrimiento de la gente, se dirigió hasta lugar con el fin de reconocer por sí mismo la situación, y adoptar decisiones con mejor propiedad. No hace falta decir que la llegada del Comandante a todos esos parajes orientales despertó un frenesí popular incontenible. En este sentido, luego de evaluar personalmente las condiciones de Cumanacoa, el Presidente ordenó la creación de un fondo de 20 millones de bolívares para dar respuesta rápida y real a los damnificados.

Por otra parte, se encuentra el gran incendio acaecido en las inmediaciones del Centro de Refinación Paraguaná (Amuay), que se inició con una gran explosión que tuvo lugar la madrugada del sábado. Desafortunadamente, este incidente sí dejó al menos 48 víctimas fatales. Camaradas militares y civiles que trabajaban en el complejo refinero, y que dieron su vida en el cumplimiento de sus funciones.

El número de heridos se acerca a  90 personas, las pérdidas materiales aún no están cuantificadas y suman los daños a la refinería misma, y a las viviendas cercanas al complejo (afectadas por la potente onda expansiva de la explosión, que incluso tumbó paredes). Una verdadera tragedia que sensibilizó de manera profunda al Comandante Chávez, quien con el incendio aún activo, se acercó al sitio, también para cerciorarse de primera mano las condiciones del siniestro.

Finalmente, ayer martes, luego de casi 4 días ardiendo, el incendio de los tanques 200, 203 y 204 de Amuay fue sofocado, gracias al esfuerzo y trabajo de profesionales de PDVSA, altamente calificados para atender este tipo de emergencias. Pero quizá lo más importante fue la decisión de @chavezcandanga de crear un fondo especial para atender a las víctimas del evento, que contará con la cantidad de 100 millones de bolívares, y que será administrado por PDVSA.

Ese dinero se destinará a la dignificación de quienes fueron afectados de alguna manera por dicha calamidad. Pero ¿puede decir alguna víctima de eventos parecidos ocurridos en la cuarta república, que el Estado les brindó tanto apoyo y seguridad? Pues no, no pueden. En la Venezuela puntofijista el Pueblo estaba solo, ocurrieran o no tragedias. Los únicos que estaban bien eran unos pocos, siempre relacionados a los cogollos de AD y Copei, partidos que hoy apoyan abiertamente la candidatura del majunche @hcapriles.

Definitivamente, no cabe la menor duda: Chávez es el mejor Presidente que hemos tenido porque siempre está con el Pueblo, en las buenas y las malas; y seguirá en el poder porque sabemos qué es lo nos conviene. Es amor y gratitud lo que el Soberano le profesa a @chavezcandanga y por ello el 7-O lo reelegiremos con  la inmensa mayoría de los votos.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.