ARTÍCULOS

25.jul.2012 / 11:38 am / Haga un comentario

Hoy está de cumpleaños una de las urbes más importantes del Mundo: Caracas. Es tanto lo que pudiera decirse acerca de nuestra bella capital, que todas las palabras se quedarían cortas, es por ello que preferimos resumirlo todo diciendo la gran verdad de que Caracas es una ciudad de guerreros.

Y es que desde tiempos precolombinos el valle de Caracas estuvo ocupado por razas autóctonas de gran valentía, que sin duda nos legaron su estirpe. ¿Quién no ha escuchado hablar de Guaicaipuro como el gran cacique que luchó hasta su último aliento por la defensa de su territorio? Y también está la menos conocida, pero no menos importante, cacica Apacuana, quien fue la gran estratega de la resistencia indígena, a quien incluso el mismo Guaicaipuro llegó a estar voluntariamente subordinado.

El hecho es que el trabajo conjunto de todos esos guerreros nativos logró contener exitosamente la invasión española al valle caraqueño por más de 70 años, lo cual demuestra irrefutablemente el coraje genético de estos clanes. Y ese coraje nos fue heredado. Los españoles intentaron destruir todo vestigio de ellos, pero lo cierto es que el éxito y linaje indígena se perpetuó en el cruce, y hoy más que nunca late fuerte en nuestras venas.

Quizá esos ímpetus guerreros estuvieron dormidos casi dos siglos, pero así como no se puede detener el curso de un río hacia el mar, tampoco podía ignorarse para siempre el hambre de libertad que nos embarga el interior, y que hoy más que nunca queremos saciar.

La valentía latente de Guaicaipuro estalló el 27 de febrero de 1989, y partir de entonces se ha negado a dar marcha atrás. Y con la llegada del Comandante Chávez al poder, ese coraje se hizo política de Estado, y sin temblor de piernas ha resistido, defendido y atacado los embates del imperio estadounidense. El Caracazo es descendiente directo de la resistencia indígena, y progenitor de la Revolución Bolivariana.

Muchas luchas pero siempre el mismo escenario, el mismo valle, la misma ciudad: Caracas. Cuna y hogar de héroes, pero no sólo nos referimos a quienes han librado épicas guerras y batallas en pro de la libertad, sino también a todos esos caraqueños que sudan a diario los embates de la urbe, sólo para llevarle el pan a su familia.

¿De dónde puede salir toda la fuerza que tiene la madre que vive en lo más alto del barrio, que debe acostarse a las 11:00pm y levantarse a las 4:00am para poder mantener su hogar? La respuesta es muy simple, todos los que nacimos y vivimos en Caracas somos genéticamente guerreros.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.