ARTÍCULOS

18.jul.2012 / 03:00 pm / Haga un comentario

En estos días, como nunca antes, el Consejo Nacional Electoral (CNE) está dando  muestras de su integridad como máximo ente rector de los procesos comiciales en nuestro país. Queda cada vez más evidenciada la propiedad y profesionalismo de las autoridades del Poder Electoral, así como de las decisiones que toman, con miras a seguir desarrollando el sistema electoral venezolano, que es el más seguro del mundo; demostrado en cada una de las auditorias que se le han hecho.

Sin embargo, pese a todas las garantías de transparencia que ofrece el CNE, la derecha venezolana no termina de fijar posición de seria confianza hacia el ente comicial. Es que ni siquiera les basta cuando se les escucha en sus denuncias de “irregularidades”, y se afinan detalles para que se sientan más tranquilos; nunca  cesan en sus actitudes negativas hacia el CNE.

Por ejemplo, hace unos días el candidato presidencial majunche, Henrique Capriles, propuso que las fuerzas que se medirán el 7 de Octubre firmaran un acuerdo de compromiso de cara a las elecciones de ese día, en el cual quedaran bien fijas las intenciones de aceptar los resultados finales, y además desarrollar una campaña electoral limpia (según ellos, el Presidente Chávez desconocerá los resultados, y el Comando Carabobo está dejando en la ruina las arcas del Estado).

El CNE evaluó la propuesta, aceptó un documento entregado por ellos, y días después (ayer martes 17 de julio), emitió de forma unilateral el Acuerdo de Compromiso con la Democracia, como una garantía más del organismo con la transparencia en el proceso electoral. El Comandante Chávez, fiel y respetuoso de las leyes comiciales nacionales, fue el primero en anunciar su firma del documento, y con ello contribuir a generar un ambiente de paz, en el marco de la intensa contienda comicial que vivimos.

En este sentido, Chávez envió a Jorge Rodríguez (jefe del Comando Carabobo)  a entregar su parte el acuerdo con su propia rubrica, expresando así un compromiso personal con lo allí contenido. Sin embargo, no se puede decir lo mismo Capriles, quien envió a emisarios suyos a firmar, lo cual (si nos colocamos un poco suspicaces), podría ser visto como una estrategia para desligarse personalmente del acuerdo, si las cosas se le colocan más difíciles de como ya las tiene.

Pero no haber firmado personalmente el acuerdo quizá no sea lo más reprochable del asunto, lo peor es que envió a sus representantes (Enrique Márquez, Juan Carlos Caldera y Julio Borges) a realizar exigencias descorteces a las autoridades comiciales, casi colocando en duda, cínicamente, la actuación ética del CNE.

Sorprende el discurso que se les escuchó, y la forma como instaron a los rectores hacer respetar las leyes electorales, como si hasta el momento no lo hubieran hecho de forma cabal. El descaro de ellos es querer competir democráticamente, pero no aceptar el arbitraje de nadie. Quieren hacer lo que les da la gana, y recurrir a cuanto artilugio se les ocurre con tal de regresar al poder.

Pues NO ¡NO REGRESARÁN JAMÁS! El pueblo ya no les cree; sus palabras no ya no tienen oídos que las escuchen, y todo gracias a la historia golpista, asesina, corrupta, racista, homofóbica, y excluyente que tienen tras de ustedes.

Y el colmo de sus caras duras es que ahora el majunche y su cogollo, pretendan mostrarse humanistas y progresistas (casi de izquierda), incluso asegurando querer emular a liderazgos como Luis Ignacio “Lula” Da Silva (quien ha expresado su total apoyo al Comandante Chávez); su hipocresía es inenarrable.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.